Administradores de grupo

Marketing y Publicidad

Grupo público activo hace 2 años, 7 meses

Grupo dirigido a profesionales del mundo del Marketing y la Publicidad

¿Compartimos nuestros trucos para una buena oratoria en público?

Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Entradas
  • #18295
    Moderador EGF
    Superadministrador

    Jesús Vazquez, un gran comunicador que domina la oratoria

    Hablar en público es una actividad desagradable para much@s, pero como representante de una empresa o evento, debemos enfrentarnos constantemente a exposiciones y presentaciones, ya sea ante nuestro equipo, socios, clientes o público en general. Y debemos hacerlo de la forma correcta para conectar con nuestra audiencia.

    Hablar en público en realidad no es tan difícil pero requiere de alguna preparación. Todos tenemos algunos trucos, Abrimos este foro para compartir experiencias y ver si aprendemos algo de los demás y mejorar nuestra oratoria.  ¿Te apuntas? 

    Yo voy a dar algunas pautas generales, ¿Cuáles son las tuyas?

    1.- Expresar con sencillez: A veces nos metemos en laberintos abusando de tecnicismos buscando impactar y el resultado es peor.

    2.- Esquematizar los que vamos a decir: Intro, exposición y conclusión.

    3.- Brevedad: Hay que ser consciente de cuándo nuestro mensaje ya ha dado de sí.

    4.- Sinceridad: La sinceridad nos acerca al público, y las máscaras suelen ser muy poco efectivas.

    5.- Seguridad: Tratar de adueñarnos de la situación. Será sencillo si dominamos el tema. En otro caso estaremos perdidos.

    6.- Hablar, no leer: Resulta poco creíble lo que leemos, podemos llevar notas pero debemos apostar por la espontaneidad controlada.

    7.- Relajarnos: Tomar pausas para respirar profundamente y relajarnos.

    8.- Conclusión: El público se queda con el último minuto de tu discurso, por lo que es clave una buena conclusión final.

    * Bueno, a pesar de mis consejos, confieso que pasan los años y aún me cuesta bastante esto de la escena pública 😉 Ah, un último consejo: Analizando a grandes comunicadores de la TV, como Jesús Vazquez, también se puede aprender mucho.

    • Este debate fue modificado hace 7 años, 4 meses por Moderador EGF.
    • Este debate fue modificado hace 7 años, 4 meses por Moderador EGF.
    • Este debate fue modificado hace 7 años, 4 meses por Moderador EGF.
    • Este debate fue modificado hace 7 años, 4 meses por Moderador EGF.
    Adjuntos:
    Debes acceder para ver los archivos adjuntos.
    #18826
    iurgi@iurgimagia.com
    Participante

    De acuerdo en todos los puntos. Aunque sobre lo de no leer matizaría. Mejor leer abiertamente que, como he visto alguna vez, tener escondida en la mano una chuleta y querer disimular que se lee. Si se lee que sea un esquema, no un texto elaborado porque se corre el riesgo de parapetarse detrás del papel y el atril. Un esquema te da la tranquilidad de que no te vas a embarullar. Todo lo que sigue ahora son consejos concretos a los consejos que se han dado en el post anterior.

    1.- Ensaya. No vale lo de “es que así en frío yo sólo no puedo.” Viene muy bien para prevenir el tiempo de cada parte del discurso. Pero si no se sabe qué ensayar se corre el riesgo de hacer muy bien algo que esta muy mal. Es bueno tener alguien que haga de público y comentar luego la “actuación”. Pero ensaya de un tirón, como si hubiese gente de verdad y no pudieses parar. O sea nada de “voy a empezar de nuevo”. Como lo normal es que no tengas un director para montar tu “actuación”. Esto es lo que hay que ensayar (dicho con toda humildad pues habrá otras experiencias diferentes a la mía igual de válidas o más):

    2.- Solo tú sabes lo que vas a decir y si los demás lo saben, solo tú sabes cómo lo vas a decir. Así que no tienes porque no dominar la situación. Ensayar sobre tu esquema es como tener una improvisación ensayada y puedes marcar los tiempos que destinar a cada tema. Aunque tienes que tener cintura para variarlos según vaya la intervención y para eso ¡el esquema ensayado!

    3.- Habla despacio, con frases que tengan un principio definido y un final. El esquema te ayudará a no divagar evitando saltar de una cosa a otra sin concluir la anterior. Los pies abiertos casi a 45º esto hace que sin moverlos puedas volver el tronco hacia un lado y otro del auditorio, evitando ese balanceo y cambios de movimiento en los pies tan propios de los novatos. Transmiten indecisión, incomodidad.

    4.- Conforme hablas ve diciendo cada frase o cada item con significancia a alguien concreto de la sala. Cuando la mirada divaga de una persona a otra acaba o en el atril, o en el techo y la comunicación se interrumpe. Si miras a alguien concreto diciendo algo concreto y luego cambias la mirada hacia otro punto concreto todos creerán que les estas hablando personalmente.

    5.- Si los focos te molestan en la cara, no pidas que bajen la luz. Si te iluminan así es porque es necesario, jamás te pongas la mano de visera para quitarte la luz de los ojos ni hagas alusión a que la luz te molesta. Especialmente en teatros y auditorios grandes cuando miras al público solo ves una cortina de luz. Si llevas un rato hablando y alguien te hace una pregunta y no le ves NUNCA lo digas ni hagas la vísera. Si has estado lanzando hilos de comunicación como dije en elpunto anterior, les estas descubriendo que es mentira, pues ellos creen que les ves y acabas de descubrir que no. Hay varios trucos para evitar esto. a) antes de entrar en la zona de máxima luz mira al auditorio, examina a tu público, mira donde estan sentados y dónde no, prevee hacia donde ira tu mirada y tu voz si acaso te encuentras con la sorpresa de que la luz no te deja verles la cara. b) Has oído la pregunta pero no sabes de donde viene. Dí que no le has entendido bien y si se puede levantar. Esto te ayudará a localizarle y poder mirar hacia donde viene la voz que pregunta. Lo puedes combinar con; c) En vez de ponerte la mano de vísera sal de la luz discretamente. Basta con adelantarse hacia el borde de la tarima. La luz es menos directa y podrás ver las caras del auditorio, luego te vuelves a tu lugar. No lo hagas más que como recurso ocasional. Te sentirás más cómodo pero no te verán bien. Aunque creas que sí. La visibilidad se va perdiendo con el cuadrado de la distancia y el técnico de luces se cabreará con razón. Si el local es muy grande piensa que cuanto más deslumbrado mejor te ven y mejor comunicas.

    6.- Si hay televisión grabándote, observa que en algún momento el camarógrafo levantará la cámara del trípode. Se pondrá a grabar al público, a sus compañeros, al logo de tu compañía. Son planos de recurso que necesita para que lo que saquen de ti en la tele no sea solo tu busto parlante. Darán la información rescatando un par de frases tuyas que tomó en el trípode, y el periodista hablará sobre esas imágenes de recurso que hacen la noticia menos estática. Esto significa que debes de decir aquello que quieras que se te vea diciendo cuando la cámara esta en el trípode. No garantiza nada pero lo que sí es cierto es que no podrán emitir nunca una frase que no te grabaron. Es frecuente que una vez que levanten la cámara del trípode y hagan los planos de recurso se marchen. Suelen tener trabajo en otra convocatoria y se quedará el “plumilla” a tomar notas. O sea, espera a decir lo más importante a que las cámaras estén en su trípode aunque tengas que alterar el orden del discurso. No pasa nada. Tú eres quien decide qué se dice, cómo y cuándo. Si ya se ha ido la cámara de la tele A y resulta que ahora viene la de tele B, no pasa nada porque te repitas para que te graben eso que te interesa. Hay mil recursos para que al auditorio no le extrañe “Como he dicho antes…” “No olviden que…” etc.

    7.- Cuando tu auditorio debe de tomar notas, por ejemplo periodistas. Mira sus bolígrafos. Si se mueven insiste en ese tema, si se paran cambia de tema. He visto muchas ruedas de prensa larguísimas con los bolígrafos caídos y sin ninguna repercusión posterior, claro.

    8.- Algo grave falla, el sonido no marcha, un desmayo en el auditorio. No pierdas la calma. “Disculpen, hacemos una pausa”. ¡Ya se ha hecho la pausa involuntariamente! Pero así -o con una frase similar- parece que eres tú el que decides ser interrumpido. Y desde luego no hay porque ponerse nervioso. Se solucionará el tema y seguiras. JAMÁS digas: “Son cosas del directo” Es horroroso escucharlo. Es manido. Y además estas diciendo que la situación te domina a ti.

    9.- Habla para que tu abuela en la última fila te escuche y te entienda. Este es un viejo consejo de teatro pero sirve en todo ámbito; Joaquín Arozamena era medio tartamudo, bueno, al menos se atascaba, y sin embargo fue uno de los presentadores de telediario de más éxito. Decía que era porque daba las noticias como si su abuela tuviese que entenderlas. O sea que tampoco te inquiete tartamudear. No es cuestión de hablar bien sino de comunicar bien. Dar sensación de seguridad en lo que dices, de que te importa que cada uno de los asistentes te entienda, de que tú haces que la situación empiece y termine.

    10.- Una pregunta y no sé que decir… Bebe agua. No como intentando esconderte dentro del vaso. Empiezas a hablar pero te interrumpes para tomar un sorbo, dejando tu afirmación a medias y en el aire, así que todos estarán expectantes por ver cómo terminas la frase. “En cuanto al desarrollo del presupuesto lo que estamos [….] preparando es un plan de etcétera”. Esto sirve para darte unos segundos para pensar. También es útil para hacer mover de nuevo los bolígrafos cambiando de tema sin que lo parezca.

    11.- A veces a uno se le va el tiempo y quiere correr y lo hace. O le preguntan cosas que no esperaba e intenta huir respondiendo rápido. Parece que el auditorio -o el propio orador a sí mismo- te clavasen las espuelas. No corras. No seas como el mal actor que dice rápidamente sus frases creyendo que así tiene menos tiempo de equivocarse.

    12.- Realmente no sé que decir sobre tal o cuál cuestión. ¿Por qué no reconocerlo? O si la situación no lo aconseja, intenta dar valor a la persona a la que no puedes contestar para no dar la impresión de que solamente quieres soltar tu rollo y que las opiniones ajenas no te importan; “La compañía debe de tener una política clara sobre ello y mencionarlo en esta exposición general me parece precipitado. Por favor, cuando terminemos la reunión me gustaría cambiar impresiones contigo. Necesito conocer cuantos puntos de vista haya, pero ahora no quisiera que nos fuesemos del tema de hoy”.

    13.- Ríete de ti mismo. Soy mago profesional -o sea finjo que soy mago-. ¿Crees que nunca me ha fallado nada? No me lo puedo permitir, pero los imprevistos existen. Solemos tener preparadas distintas salidas para todos los imprevistos posibles. Aún así… Decía un mago italoamericano muy querido de la profesión “El mago al que nunca le ha fallado algo es porque no trabaja”. Si puedes reconducir la situación házlo, si no puedes (perdiste el USB, el proyector falla a mitad de presentación, etc.) reconoce el problema. No le eches la culpa a nadie. El público perdona el error, no perdona el aburrimiento …ni que le eches la culpa. Tampoco a la organización. sonríe y demuestra que todo lo que falla no deja de ser un instrumento y que lo importante eres tú, pues los instrumentos son intercambiables. Una anécdota al respecto, cuando Juan Tamariz, uno de los manipuladores de cartas más técnicos del mundo obtuvo su premio mundial de magia, llevaba una baraja con las cartas impresas en zig-zag escondidas en un calcetín, por si se le caían las cartas al suelo ¡a él! Me dijo, si se me llegan a caer me agacho a recogerlas pero saco las del calcetín y hago un chiste sobre como se han torcido al chocar contra el suelo. Este mismo hombre que todo lo tiene absolutamente previsto me aconsejo. Sal siempre ante el público con la actitud de ¡A ver si tengo suerte, hoy me falla algo y nos reímos! Y así si algo te falla, te dices a ti mismo ¡Bien! y te sale una sonrisa espontáneamente. El público se da cuenta de que dominas la situación, de que el accidente no es por inexperiencia o por novato. Si notas que te alegras con demasiada frecuencia cambia de oficio….

    #18942
    Jokin Egaña
    Superadministrador

    Caray Iurgi!!!!

    MUCHAS GRACIAS por tu profesional aportación.

    Ha sido muy interesante e instructiva. Precísamente esta es una de las funciones de Sinergay, que entre tod@s podamos ayudarnos y aprender cosas. Te aseguro que leyendo tus consejos he aprendido mucho. Mañana precísamente debo exponer el proyecto GRUPO EGF en público, y te confieso que no me resulta agradable porque hablar en público sigue siendo una de mis asignaturas pendientes. Trataré de poner en práctica tus consejos. Gracias de nuevo. Un fuerte abrazo!!!

Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

Suscríbete a nuestro Newsletter