Livan Soto, la incesante carrera de un atleta por los Derechos Trans

Fotógrafos Ángel Guzmán y Bernabé Casual Fit /  Redactor Jokin Egaña / Editado por REVISTAS 4U

 

VERSIÓN FORMATO REVISTA

Para leer LOEV Magazine en formato REVISTA A PANTALLA COMPLETA haz click en el FULLSCREEN, recuadro ubicado en la parte inferior derecha de la imagen.


 

 

 

VERSIÓN FORMATO WEB EN TEXTO PLANO 

AUTÉNTICOS REFERENTES LGBT QUE MERECEMOS CONOCER 

 

Cada año se publican en los medios de comunicación distintos listados de las personas LGBT más influyentes del país, a veces con algunos nombres que -dudando de su carácter influyente- desde luego no son ningún referente para la comunidad LGBT ni tienen mayor vínculo con ésta, más allá de su sexualidad.

Necesitamos referentes, auténticos referentes LGBT con los que nos podamos identificar, con los que los jóvenes se sientan orgullosos, con los que padres y madres pierdan el miedo a que sus hijos e hijas se muestren como son o con los que las personas transgénero no se sientan solas. Hay mucha gente en nuestro país que, si bien no tienen la repercusión mediática que se merecen, forman parte del esfuerzo para que tengamos los mismos derechos, podamos ser visibles y están ahí para apoyarnos.

Desde EGF and the City queremos daros la oportunidad de que les conozcáis, por lo que comenzamos una serie de entrevistas, comenzando por el activista y atleta LIVAN SOTO.

 

LIVAN SOTO

Nacido en 1980 y de origen cubano, LIVAN SOTO es Licenciado en Derecho por la Universidad de La Habana y Master en Estudios de Género por la Universidad de Granada/Universidad de Hull, Reino Unido. Actualmente se encuentra doctorando en Derecho por la Universidad de Granada. Colabora como asesor jurídico de la Plataforma por los Derechos Trans del Estado Español y la Asociación ATA- Sylvia Rivera, y se encuentra enfrascado en la redacción final de un borrador de proyecto de Ley sobre la protección jurídica de las personas trans e intersexuales y el derecho a la libre determinación de la identidad y expresión de género.

Además, Liván Soto es una destacado deportista en las modalidades de lanzamiento de martillo, peso y disco, fue campeón nacional en su Cuba natal y más recientemente, ha logrado incontables medallas de oro en campeonatos europeos como Eurogames Barcelona 2008 (España), World Outgames Copenhagen 2009 (Dinamarca), Gay Games Outreach Colonia 2010 (Alemania), Eurogames  Roterdam 2011 (Países Bajos), Eurogames Estocolmo 2016 (Noruega) o Atletisme Por Tous 2017 (Francia).

 

ENTREVISTA

EGF and the City: Una vez terminada la licenciatura en Derecho comenzaste a trabajar en Cuba como asesor jurídico en el Centro Nacional de Educación sexual (CENESEX), bajo la dirección de Mariela Castro. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Cuáles son los avances más destacados que se han logrado en Cuba durante este tiempo en temas LGBT? 

LIVAN SOTO: Para mí fue una experiencia positiva a la par que enriquecedora. Al ser el primer asesor jurídico del CENESEX tuve mucha libertad, también se depositó mucha confianza en mi por parte de la dirección del centro a pesar mi corta experiencia.

Entre las iniciativas más destacas en las que tuve la oportunidad de participar puedo mencionar: la redacción de un borrador de ley sobre las personas transexuales, del cual presenté su exposición de motivos ante las Comisiones de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento); la implementación de un sistema de atención jurídica para gais, lesbianas y transexuales, principalmente para aquellas chicas trans y travestis vinculadas a la prostitución (jineterismo) y la organización del primer taller sobre derechos y discriminación LGBTI dirigido a jueces, fiscales y otros operadores del derecho, impartido por el reconocido jurista y amigo Robert Wintemute (King College, Londres). También integré la primera delegación cubana que participó en una Conferencia Mundial de ILGA (Ginebra, Suiza) siendo uno de los ponentes sobre la situación jurídica de gais, lesbianas y trans, y participé como atleta y conferencista en los primeros juegos deportivos LGBTI en que Cuba estuvo representada (Outgames – Montreal, Canada, 2006). 

Hablar de avances en los temas LGBTI en Cuba puede resultar paradójico. No podemos ignorar que en el proceso de legitimación del orden que se pretendía preservar desde el triunfo de la Revolución en 1959 destacaron discursos donde los sujetos debían modelar comportamientos socio-sexuales, modos de vida e ideología que tributaran a los procesos de reproducción e integración de una nueva sociedad cuyo ideal fue el llamado “hombre nuevo”. Este modelo era garantía de una unívoca sexualidad heterosexual y patrones de masculinidad, que distanciaba y sancionaba a quienes fueron considerados engendros de una “conducta impropia”, categoría al abrigo de la cual fueron recluidos en prisiones colectivas (UMAP) no solo a disidentes políticos o delincuentes, sino también a homosexuales, trans y prostitutas. 

El rechazo a los homosexuales y amanerados se articuló como parte del discurso socio-político de la nación cubana, siendo a la vez muy complejo para las fuentes oficiales que propiciaban esas políticas de exclusión por aquel entonces, reconocer explícitamente la existencia de discriminación por motivo de orientación sexual e identidad de género. 

Actualmente en Cuba podemos reconocer avances institucionales y jurídicos (formales) vinculados a las personas LGBT, como la celebración del Día Internacional contra la homofobia y la transfobia, o la incorporación en 2013 en el Código del Trabajo de la no discriminación por orientación sexual, aún con la carencia de la “identidad de género” como motivo de discriminación. También la celebración de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia desde el 2008, año en que se dicta la Resolución 126/2008 del Ministerio de Salud Pública por medio de la cual las personas transexuales pueden acceder a un sistema de atención de salud que incorpora la cirugía de reasignación genital. Recientemente hay una mayor visibilidad de las denuncias y procesos judiciales donde el fondo del asunto es la discriminación administrativa por motivos de identidad de género u orientación sexual.

En cambio, pienso que un verdadero avance en derechos de la comunidad LGBTI solo será posible cuando sean los propios sujetos quienes toman conciencia y son capaces de articular sus necesidades y exigir los derechos que le asisten, como el derecho a un trato digno y respetuoso de la orientación sexual y la identidad de género, el derecho al matrimonio igualitario, el derecho a la libre determinación de la identidad y expresión de género lejos de toda prescripción y “acompañamiento médico”, el derecho a la adopción y acceso a las técnicas de reproducción asistidas para parejas del mismo sexo, el derecho al empleo en igualdad de condiciones, el derecho a una educación que promueva los valores de una diversidad sexual y de género, así como el derecho a la reparación y restauración de los derechos vulnerados consecuencia de la violencia sistémica por parte del Estado. Es importante que se recupere la memoria histórica de las personas LGBTI, que se reconozca públicamente e indemnice a quienes viven o sus familiares por los crímenes cometidos por el solo hecho de tener una orientación sexual o identidad de género diferente.

Todas estas cuestiones son una tarea pendiente dentro de la isla. Avanzar en temas de derechos civiles y derechos fundamentales guarda estrecha vinculación con el reconocimiento jurídico, así como con las garantías y medios para su implementación, sin olvidar la capacidad motora y legítima que tiene el activismo LGBTI para establecer alianzas con estructuras estatales para propiciar el desarrollo de estrategias y políticas críticas e interseccionales desde la sociedad civil. 

EGF: Todos reconocemos que la población Trans es la más vulnerable de nuestra comunidad. ¿Es ese el motivo por el que has centrado tu carrera en su protección jurídica? 

LIVAN SOTO: Siempre he considerado que la situación jurídica de la población LGBTI ha mostrado claras desigualdades con el resto de la ciudadanía, siendo especialmente precarias las garantías y mecanismos de protección para las personas trans e intersex. 

En el caso de las personas trans fundamentalmente, porque desde que comencé a acercarme a ellas y a su realidad vi que tenían serias dificultades para acceder a recursos y ejercer derechos fundamentales, como el derecho a la salud, al trabajo o a la educación; y, luego, porque las posibilidades para un reconocimiento jurídico se convertía en un proceso de negociación bajo condiciones desiguales, donde debían renunciar al ejercicio de unos derechos como el disfrute de derechos sexuales y reproductivos (en el caso de aquellos países donde se exige la esterilización) para obtener un reconocimiento legal que, en muchos casos, era limitado y contraído porque aun habiendo cumplido todas aquellas exigencias no se les reconocían derechos plenos como el derecho a contraer matrimonio o la posibilidad de ser consideradas como víctimas de violencia de género en el caso de mujeres trans.

Para las personas intersex la situación es más compleja y la invisibilidad aun mayor, especialmente con aquellos bebés o menores a quienes se les somete a intervenciones quirúrgicas, en ausencia de todo consentimiento informado, con el fin de adecuar unos caracteres sexuales que no son más que la expresión de la riqueza de la diversidad humana.

EGF: Estás participando en la redacción final de un borrador de proyecto de Ley en España sobre la protección jurídica de  las personas trans e intersexuales y el derecho a la libre determinación de la identidad y expresión de género. ¿Qué elementos consideras prioritarios para que esta Ley proteja de forma efectiva y definitiva a las personas trans e intersexuales en nuestro país?  

LIVAN SOTO: Efectivamente, en estos momentos me encuentro inmerso en el borrador que surge de la Plataforma por los Derechos Trans, con el respaldo de casi 150 asociaciones en representación de la sociedad civil, que esperamos sea registrado y finalmente aprobado. Este es un texto profundamente consensuado entre varios juristas, pero fundamentalmente recoge son las necesidades y demandas de las personas trans e intersex. 

Para que esta propuesta garantice de forma efectiva la realidad de las personas trans e intersex, debe constituirse sobre algunos derechos y principios consecuentes con las necesidades y demandas de dichos colectivos, como son: el derecho de toda persona a la autodeterminación de la identidad y expresión de género, aun cuando esta no clasificque dentro de los cánones binarios hombre-mujer; el derecho al libre desarrollo de los caracteres sexuales, en especial de los bebés intersex; y el respeto a la dignidad humana, la integridad física y la autodeterminación personal. 

Esta regulación no sería del todo garante de la dignidad personal si no recogiera como exigencia fundamental la desmedicalizacion o despatologización de las identidades y los cuerpos trans e intersex. No estamos hablando de enfermos, no representan a personas cuyos cuerpos, caracteres sexuales y expresión de género están esperando ser rectificada, sanada o corregida según unos protocolos médicos; en cambio si están a la espera de unas garantías jurídicas que les permitan ser y existir desde sus gestas y expresiones más personales. 

Esta ley no podría concebirse sin el reconocimiento jurídico de las políticas trans e intersex, un instrumento no solamente llamado a subvertir la relación con los poderes públicos, sino también la forma de construir y pensar un derecho más humano, participativo e inclusivo. Estas políticas vienen a denunciar las vulneraciones y violaciones de derechos, y surgen del empoderamiento de estos colectivos, conscientes de que las declaraciones formales y el reconocimiento de derecho no son suficientes, “se oponen abiertamente a las agendas liberales y neoliberales y se solidariza con otras luchas articuladas por los olvidados”. De esta forma, se traslada al ordenamiento jurídico español una significativa recomendación del Consejo Europeo a través de la Resolución 2048(2015) de su Asamblea Parlamentaria, donde se insta a los estados miembros a instaurar procesos rápidos, transparentes y accesibles basados en la autodeterminación de género, pero también advierte la necesidad de involucrar y consultar a las personas trans y sus organizaciones cuando se implementen políticas o proyectos legislativos que aborden su realidad. Estas políticas trans incorporaran en el debate público la necesidad de nuevos instrumentos jurídicos y otras estrategias de resistencia en el propósito de eliminar la violencia hacia las personas trans.

En este sentido, dentro de la propuesta legal se recoge la responsabilidad y necesidad de mecanismos de monitoreo de los efectos y del cumplimiento de la Ley, pero desde la participación y representatividad de las personas trans e intersex, distanciados de esquemas paternalistas y unilaterales seguidos por los Estados al momento de reconocer derechos a las personas LGBTI.

EGF: ¿Este proyecto de Ley prevé algún tipo de protección e igualdad de derechos en el entorno laboral de las personas trans? 

LIVAN SOTO: Sí, por supuesto. El borrador prevé un conjunto de medidas específicas en varios aspectos, que van desde la educación, la salud, los medios de comunicación, el ámbito penitenciario y también el ámbito laboral. 

Es importante dar a conocer que la tasa de desempleo de la población trans, a diferencia de otros colectivos, asciende a más del 90%, lo cual expresa y justifica la necesidad de medidas legislativas específicas a fin de revertir tantos años de marginación y exclusión laboral. 

Entre las medidas que se formulan destaca, en primer lugar, el considerar a las personas trans e intersex sujetos en riesgo de exclusión social y con necesidades de inserción laboral. Esto permitirá desarrollar iniciativas que promuevan, en el ámbito de la formación, el respeto a los derechos de igualdad y no discriminación por motivos de identidad de género, y también incorpora acciones más concretas como convocatorias de ayuda y subvenciones de fomento al empleo, o medidas de bonificación fiscal para aquellas empresas que promuevan la integración laboral de las personas trans e intersex. 

Destaca también el artículo que propone “unas cuota de reserva de puestos de trabajo para personas trans e intersex”, propiciando un cambio en las condiciones laborales de estos colectivos. Sabemos que esta propuesta puede crear cierta preocupación, pero es una medida que también se ha implementado legislativamente en países como Argentina y Uruguay bajo el nombre de “cupo laboral trans” para promover la inclusión de la población trans. En este sentido, debemos mencionar que en leyes autonómicas sobre personas trans y no discriminación de Andalucía y Madrid, se hace referencia a las políticas activas de fomento del empleo y la posibilidad de establecer medidas de acción positiva para favorecer la inserción laboral de mujeres trans, así como de jóvenes víctimas de violencia en su ámbito familiar debido a su orientación sexual o identidad o expresión de género. 

Todas estas medidas guardan estrecha relación con las recientes directrices del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para erradicar la discriminación LGBT en el ámbito empresarial (Tackling Discrimination against Lesbian, Gay, Bi, Trans and Intersex people. Standar of conduct for Business, September, 2017). 

EGF: Como destacado deportista, desde el 2016 participas en diferentes eventos que se desarrollan a nivel mundial y europeo a fin de visibilizar a la comunidad LGBTIQ en el deporte. Desde hace un tiempo por fin vemos campañas internacionales frente al racismo en el deporte, ¿pero por qué no ocurre lo mismo con la lucha frente a la homofobia en el deporte? 

LIVAN SOTO: Existen varias iniciativas, como bien mencionas, a nivel internacional que intentan dar visibilidad a la comunidad LGBTIQ. Sin embargo, las lesbianas, transexuales e intersexuales continúan siendo los grandes ausentes en estas citas. 

Para responder a esta interrogante y hablar de deporte y lucha contra la homofobia o transfobia, debemos acercarnos a otra realidad que es, precisamente, la construcción de las masculinidades. Hablo de masculinidades en el entendido de que existen muchas formas de ser y llegar a ser hombre, que muchas puertas se nos abren para quienes hemos sido designados al nacer con el sexo masculino. En este proceso de construcción de la masculinidad emerge una masculinidad hegemónica, la cual desde distintos posicionamientos, las propias exigencias y configuración se encuentra cada vez más debilitada. Para algunas personas la masculinidad queda representada como una “jaula de oro” que, por muchos privilegios que otorgue, a fin de cuentas representa una construcción social, una categoría cerrada a toda gestión personal de aspectos tan significativos como la sexualidad, las expresiones de género y la afectividad. Sin ignorar que son las mujeres las principales víctimas de los entramados del patriarcado. Cualquier intento por escapar de un modelo genera consecuencias muy concretas. 

Desgraciadamente, el deporte es una práctica social permeada y configurada desde el visor masculino: la violencia, el discurso del vencedor/ganador-vencido, el rechazo a todo atisbo de feminidad y la represión de emociones (solo permitidas si se gana la liga). Incorporar campañas contra la homofobia, la transfobia y la interfobia significa sacar a la luz cuestiones que se quieren invisibilizar y silenciar en el mundo del deporte; representa un ataque al sujeto masculino, propiciando que los hombres en el deporte, desde un margen de libertad, cuestionen la representación de la masculinidad; supone dar mayor visibilidad a la violencia y el acoso que tiene lugar en ese ámbito, a las denuncias y la falta de compromiso de las autoridades y federaciones deportivas ante la intolerancia a las orientaciones sexuales y las identidades de género no normativas; representa hacer pública la existencia de campeonas lesbianas, de trans e intersexuales que participan y clasifican como deportistas de élite.

Al incorporar este tipo de campañas en el mundo deportivo la atleta sudafricana Caster Semenya sería noticia por ser campeona olímpica y mundial, no precisamente por lo controvertido que fue para la IAAF que no tuviera útero ni ovarios aunque sí testículos internos; tampoco hubiese sido abucheado Mack Beggs por ser trans y ganador del último campeonato estatal femenino de Texas, aun cuando solicitó competir en la categoría masculina; y también fuéramos más conscientes de fechas como el 19 de febrero, Día Internacional contra la LGBTfobia en el Deporte. 

EGF: Primero saliste del armario en tu Cuba natal y posteriormente lo tuviste que hacer de nuevo en España. ¿En Cuba o en España te han limitado social, laboral o deportivamente en algún caso simplemente por tu sexualidad? 

LIVAN SOTO: No, realmente no he tenido esas dificultades que sí existen en este ámbito. En Cuba, al ser campeón nacional, siempre tuvo mayor significación mi proyección como deportista, quedando mi vida personal relegada a un segundo plano. También, por aquel entonces, estaba yo más centrado en lo que quería hacer con mi vida profesional, de manera que invertía mucho tiempo en el deporte pero también dedique mucho tiempo a los estudios. Mi familia ha sido y es un apoyo fundamental en este proceso, de forma particular mis padres y mis hermanos. 

Estando aquí tampoco he tenido limitaciones por mi orientación sexual; en cambio, de forma excepcional, a veces escuchas expresiones francamente racistas. Sin embargo, en España he logrado hacerme de una familia que ha posibilitado que el proceso de integración sea más exitoso y hoy me encuentre involucrado en mi proyecto tesis doctoral, a la vez que colaboro con varias asociaciones de personas trans como ATA Sylvia Rivera y la Plataforma por los Derechos Trans.   

EGF: ¿Consideras que España es tan abierta, respetuosa y gayfriendly como nos hacen creer? ¿O piensas que existe parte de hipocresía, incluso institucional, con fines como por ejemplo explotar el turismo LGBT? 

LIVAN SOTO: No podemos negar que España, ubicada dentro lo que entendemos como una sociedad occidental, democrática y europea, funciona desde unos determinados presupuestos, sin los cuales sería imposible hablar de un estado de derecho. Al menos formalmente existe un reconocimiento de la igualdad y la no discriminación como bienes jurídicos llamados a regir la convivencia, infiriéndose que esta no discriminación alcanza a la que tiene motivo en la orientación sexual e identidad de género, aunque expresamente no lo mencione la Constitución del 1978.

Aún quedan millas por recorrer en el difícil camino de la igualdad y el respeto de las personas por su orientación sexual o identidad de género, y no podemos ignorar en este proceso el papel que juega el movimiento y el colectivo LGBTI. Por ejemplo, en Estados Unidos estas poblaciones se reorganizan y reinventan con la esperanza de convertirse en instrumentos y agentes efectivos ante las vulneraciones de derechos por parte de los poderes políticos y públicos, ante el desmantelamiento de la seguridad social, los retrocesos en materia de derechos civiles o el recrudecimiento de la criminalización de las personas negras. España no debe ser menos, no podemos seguir anquilosados en antiguas fórmulas de lucha, cada vez más plegados a las voluntades partidistas y desde los propios designios del establishment

Por otra parte, no podemos pensar que el tratamiento y la repercusión del turismo gay friendly tiene las misma significación política o económica en ciudades como Madrid o Barcelona que en otras que intentan reivindicarse o posicionarse como referentes en este ámbito. Es cierto que el turismo gay friendly ha ocupado gran parte de la agenda política, fundamentado en intereses económicos o meramente electorales, pero es precisamente en este proceso de negociación donde deben intervenir las representaciones asociativas dispuestas a no venderse y negociar acuerdos y ventajas concretas para la población LGBTIQ. No puede darse ninguna política realmente transformadora en la sociedad si la población sobre la que se pretende incidir no participa activamente en el desarrollo y gestión de las políticas.  

EGF: ¿No crees que muchos medios de comunicación generalistas, o incluso en demasiadas ocasiones los propios medios LGBT, hipersexualizan, estereotipan o ridiculizan a nuestra comunidad? ¿Cuál crees que debe ser la imagen que debemos trabajar para proyectar al resto de la sociedad en aras de una indispensable educación en favor de la diversidad e inclusión LGBT? 

LIVAN SOTO: Pienso que esta pregunta guarda estrecha vinculación con la anterior por lo siguiente: los medios generalistas dan visibilidad a aquello que previamente ha sido utilizado para atraer a ese turismo gay friendly para obtener una repercusión económica. Quizás el tema de las fiestas y todo lo que ello genera, unido a unos arraigados estereotipos y prejuicios sobre la comunidad LGBTIQ, hace que se llegue a ridiculizar a nuestra comunidad, inclusive a cuestionar la necesidad de fechas reivindicativas o leyes específicas. 

Por otra parte, resulta significativo y paradójico cómo estos medios no se hacen eco, salvo contadas excepciones y desde una política respetuosa con las personas LGBTIQ, de las agresiones, violaciones y la situación de vulneración en la que se encuentran, como tampoco desarrollan un seguimiento de aquellas agresiones a fin de generar una presión mediática para propiciar otras políticas LGBTIQ.

Creo que debemos volver a revisar las necesidades de las personas gais y lesbianas, porque una ley de matrimonio igualitario no ha sido ni es la respuesta al bullying homofóbico, ni a la gestación subrogada, ni a la situación en la que se encuentran quienes buscan asilo por motivos orientación sexual. Debemos reconocer y escuchar a quienes consideran que una ley de cambio de sexo registral no es suficiente para dar cuenta de las múltiples formas de expresar la identidad de género, así como la variedad de elementos que deben ser atendidos. También debemos escuchar a quienes representan la I en el acrónimo LGBTIQ, porque no es la I de invisibles, sino de personas intersex que no han participado ni se les ha considerado como sujetos de derecho y exigen que sus cuerpos dejen de ser mutilados. 

Cualquier imagen que queramos aportar debe partir de escuchar a esta población, y utilizar otras herramientas de persuadir al poder político y administrativo si queremos ser parte de una sociedad mejor y de una vida digna.  

EGF: Tu experiencia, carácter, trabajo, solidaridad, generosidad y éxito deportivo conforman un auténtico ejemplo y referente para cualquier persona LGBT. ¿Qué mensaje puedes lanzar a las personas LGBT más jóvenes? 

LIVAN SOTO: Desde mi proyecto personal he tenido varios “bienes necesarios” que nunca consideré abandonar: uno de ellos la ilusión, la esperanza de que si me esforzaba, no importaba cuánto tuviera que recorrer, cuan tarde tuviera que marcharme a la cama o cuán lejos estuviera de quienes quiero, algo muy cercano a lo que siempre había soñado iba a conseguir. 

En este proceso comprendí que siempre fui más pleno mientras más compartía y aportaba mis conocimientos, mis triunfos o, simplemente, mi esfuerzo con quienes se encontraban en situaciones difíciles por expresar quienes son.

Por ello invito a los más jóvenes a no claudicar en sus sueños por muy elevados que se encuentren o por mucha distancia que los separe de sus metas. La dedicación es el mejor camino para llegar al destino soñado. 

EGF: Muchas gracias. Seguiremos de cerca toda tu incesante labor. Enhorabuena. 

LIVAN SOTO: Muchas gracias por esta oportunidad que me ofrecen y seguramente volveremos a coincidir en un espacio que, como éste, promueve valores e incide en la necesidad de erradicar todo práctica discriminatoria contra las personas LGBTQ. Hasta pronto.

Redactor JOKIN EGAÑA @jokinegana

 

Revista LOEV dirigida al público gay (LGBT), perteneciente a la consultora gay Grupo EGF

 También puedes seguir el trabajo de nuestra revista LOEV en la web www.LOEV.es 

 

Deja un comentario

  • Para un uso responsable, los comentarios serán moderados por el administrador y sólo se aprobarán los que tengan datos fiables de su origen y contenido
  • Todos los campos son obligatorios
  • *Máximo 1000 caracteres

Suscríbete a nuestro Newsletter