El atípico y silencioso Orgullo Estatal LGTBI del 2020

26 Junio 2020 / Grupo EGF

Artículo de opinión de Mar Ortíz, psicóloga y activista de los Derechos Humanos, sobre el atípico Orgullo Estatal LGTBI 2020.

 

orgullo lgtbi 2020 balcones y ventanas

 

2020, este año atípico, extraño, donde estamos viviendo peligrosamente al filo de un abismo de información desinformada, de un virus que cuando no muere, mata (como el amor en aquella canción de Sabina) y sobre todo un año silenciado: 2020 no ha tenido ruido de mascletás en Valencia, ni sonido de saetas en Sevilla, ni va a tener un día del orgullo LGTBIQ+ sonoro y festivo.

Este año el orgullo se vive en el sonido silencioso de redes sociales, en fotos escaparatísticas de Instagram, donde no todo es lo que parece ni parece lo que es.

Este año volvemos a encontrar en esos foros anónimos, silenciadores pero no silenciosos, el planteamiento de la eterna pregunta: “¿por qué hace falta un día del orgullo LGTBIQ+?”, porque a pesar de todo, de la pandemia, del confinamiento, del tiempo para la reflexión…seguimos en el mismo punto.

 

orgullo lgtbi 2020 balcones y ventanas

 

¿Por qué hace falta un día del orgullo LGTBIQ+? ¿De verdad hay que volver a recordarlo?, de acuerdo, lo haremos una vez más:

Hace falta un día del orgullo LGTBIQ+ para reducir el stress de las minorías, por respeto, por dignidad y por igualdad real. Que no la hay. Que aunque se haya conseguido el matrimonio igualitario, no está todo conseguido ni mucho menos. Ese logro es un buen logro, es un logro visible pero no es lo único que se pretende conseguir. Aún se está lejos de la igualdad real.

Y 2020 sabe mucho de stress de minorías… Existe el matrimonio igualitario al mismo tiempo que se obvian las diferentes realidades trans, se obvian, cuando no se vilipendian, se niegan, se marginan o se masacran. Miles de mujeres trans son cuestionadas en lo más íntimo de su esencia ¿es una mujer trans una verdadera mujer? Y ya tenemos la polémica servida… la polémica y un argumento (pobre, trasnochado y casposo) para discriminar y negar la propia existencia de un colectivo que existe, que respira, que ama y que muere indiscriminadamente en muchos lugares del mundo. Algo tan sencillo como atender al género sentido se convierte en un obstáculo al respeto, a un alimento para el peor de los virus… el odio.

Porque de discurso y de conductas de odio el 2020 también va bien servido, hemos visto mujeres trans insultadas en grabaciones de móvil, hemos visto quien se ofrece a “quitar la mariconería a hostias”, y en Estados Unidos los negros siguen siendo carne de cañón. Mismo discurso, distinto colectivo, misma minoría.

Y ahora a ver con qué cara alguien puede preguntarse por qué hace falta un día del orgullo LGTBIQ+….

 

 

La cara amable de este Orgullo 2020 sin sonido, es ese otro movimiento silencioso que hemos podido ver en lugares como Villanueva de Algaidas en Málaga, que ante la denuncia de dos vecinos y un concejal que han conseguido la retirada de la bandera arco iris del Ayuntamiento, la gente del pueblo ha respondido colgando de sus ventanas y balcones más de 400 banderas… no querías una…pues ahora tienes casi 500! Esto es un símbolo, un reflejo de tantas y tantas personas que creemos en la igualdad, en la dignidad y el respeto a todas las personas, no importando a quién amen o cómo sientan.

Un año más, por muy extraño que esté siendo este 2020, celebremos la dignidad de ser personas, sigamos alzando la voz por los derechos igualitarios reales intergéneros (entre todos los géneros) y a ver si con un poco de suerte, el año que viene no tenemos que responder de nuevo a la recurrente pregunta de por qué hace falta un día del Orgullo LGTBIQ+…

 

Mar Ortiz Fernández

Psicóloga y activista de los DDHH

www.ayuda-y-cuidado.webnode.es

Help and Care Project

Deja un comentario

  • Para un uso responsable, los comentarios serán moderados por el administrador y sólo se aprobarán los que tengan datos fiables de su origen y contenido
  • Todos los campos son obligatorios
  • *Máximo 1000 caracteres

Suscríbete a nuestro Newsletter